Primer año de gobierno: mesa de análisis

México y sus mexicanos

* Publicado en:[http://www.juntoslahacemos.mx/index.php/diciembre-2016/mexico-y-sus-mexicanos]

LA PEOR DEMOCRACIA ES AQUELLA DONDE LA IGNORANCIA PREVALECE ANTE LA MANIPULACIÓN, LA MENTIRA Y EL MIEDO




La victoria de Trump deberá ser un aliciente para replantearnos nuestros intereses y objetivos nacionales, para ser menos codependientes y al mismo tiempo –aunque suene paradójico-- mejorar nuestra capacidad de entendimiento con nuestros vecinos de norte…

La noche del 8 de noviembre de 2016 se cumplieron profecías y malos augurios, pero no se cumplieron ni encuestas ni pronósticos. Con esto quiero decir que, por más que las campañas mediáticas, la manipulación de la información y la satanización del oponente –al final–, "la propaganda", demuestran que sigue un camino paralelo distinto al de la realidad, o al menos, con frecuencia lo elude.
¿Era previsible el triunfo de Trump? Hasta cierto punto sí. Hillary Clinton nunca pudo empatizar con sectores importantes de la población estadounidense. La sombra de desconfianza que proyectaba nunca se disipó. Trump era un bocazas, un inoportuno, inconsistente en su discurso, pero todos podíamos ver que intentaba al menos ser sincero. Ante el enfado generalizado en los EE.UU. la afirmación de Trump: “yo no soy político”, que no tenía “cola” que le pisen; que no debía su candidatura a nadie etcétera, terminó por definir de último momento a los indecisos.

Además, el escándalo de la fuga de correos de Hillary y su modo de conducirse como Secretaria de Estado al final, manchó su ya sospechosa figura. Hillary siempre fue una política poco transparente, poco auténtica o genuina, se sabía que era una "profesional" pero su pragmatismo era patente. Por otro lado, el voto oculto conservador con relación a temas como el aborto, la familia y las políticas públicas de género, se manifestaron también.

Sin embargo la pregunta clave para los mexicanos no debe ser: ¿Qué va a pasar? Sino ¿Qué vamos a hacer? México y sus mexicanos, ya es hora de hacer más y depender menos. Lo que venga no será culpa de Trump, sino de nosotros. No hay que ser ingenuos, los Duarte, los Moreiras, los Fideles Herrera, los Montiel, han hecho y harán siempre más daño que los Trump.

Hay que ser respetuosos de los procesos políticos de otras democracias distintas a la nuestra, que ya se ve, no resultan mejores y también tienen su riesgo. Toda democracia encara ese riesgo. La peor democracia es aquella donde la ignorancia prevalece ante la manipulación, la mentira y el miedo.

Es innegable que el Triunfo de Trump nos afecta; es innegable que, aunque se trata de un proceso político ajeno a nuestro país, sus consecuencias económicas y en política exterior repercutirán en nuestro despliegue como país independiente y soberano, pero son precisamente estas últimas dos notas las que al mismo tiempo nos brinda la oportunidad de ser creativos, unidos y decididos a ser los principales arquitectos de nuestro destino como Nación. De la necesidad habremos de hacer virtud. De modo que, corresponde a cada uno de nosotros, trabajar todos los días por un México que con Trump, sin Trump, o a pesar de Trump, sea el mejor México posible. De nosotros depende.

Comentarios