Primer año de gobierno: mesa de análisis

La Inviabilidad de AMLO


Programa: "La Mudanza", Con Ricardo Alemán y el Dr. Emilio Vizarretea
25 de marzo de 2017












Si Andrés Manuel fuera un verdadero demócrata, hace tiempo que hubiera dejado de ser el eterno candidato, habría construido una autoridad moral con base a su congruencia y no con base a la descalificación de los adversarios.

Si Andrés Manuel fuera republicano, en vez de descalificar y culpar a las Fuerzas Armadas, hubiera reconocido la heroica labor que han hecho supliendo la ineficiencia y comodidad de la policías estatales y municipales ante el crimen organizado y la corrupción. Algunos de esos Estados y municipios gobernados por un partido al que perteneció y apoyó, el cual, cuando buscó la institucionalización y se alejó del caudillismo, ya no era el techo adecuado sobre el cual cobijar las propias aspiraciones y tuvo que partir para construir casa nueva.

Si Andrés Manuel fuera un político serio, con visión de Estado, no hubiera hecho la propuesta que hizo para un aeropuerto alternativo para la CDMX, cuyas condiciones técnicas, financieras y legales resultaban desde el primer momento inviables. Fue una ligereza, un desatino, una bomba de humo en toda la extensión de la palabra.

Si Andrés Manuel fuera un candidato viable para México, lo sería para el México populista, manipulable, pusilánime, un México sin pasado, sin presente y sin futuro. Ese sería el México ideal para Andrés Manuel, pues sería el México de la eterna promesa, de la culpa ajena y no propia, un México disfuncional por culpa de los que lo precedieron, de las potencias extranjeras, del capitalismo, nunca de él.

Si Andrés Manuel fuera patriota hace tiempo que hubiera construido instituciones, no "movimientos", empoderando delfines y sucesores cuyo desempeño como operadores políticos en diversos estados, delegaciones y partidos le ha mantenido económicamente y políticamente.

Si Andrés Manuel fuera buen ciudadano, se sabría que oficio y profesión ejerce, además de ser "político", que competencias diferentes podría ejercitar para sumarse a la planta productiva y de desarrollo del País; como sí se sabe de muchos otros ex-candidatos y ex-presidentes, quienes una vez concluido su ciclo supieron desarrollar otra labor con honor y prestigio.

Si Andrés Manuel tuviera honestidad intelectual, no cometería tan recurrentemente ese error consecuencia de la tensión existente entre la mentira, el error y la constante rectificación de sus palabras. Ya se ve que su modo de pensar le lleva a tomar "la parte por el todo" y cuando hace sañalamientos frívolos se mete en camisa de once varas, como le acaba de pasar con las Fuerzas Armadas. ¡Que papelazo Andrés Manuel! ¡Con las Fuerzas Armadas no se Juega! Revisa la historia antigua y moderna y descubrirás por qué.

Si Andrés Manuel fuera un candidato viable para México, hubiera concluido su periodo como Jefe de Gobierno del la CDMX, pues para eso lo votaron, pero como hasta ahora, queda el "ojalá". El hecho es que no lo hizo, no cumplió lo que juró al asumir el cargo. Y para este país, en este momento, la últimas piedras son más importantes que las primeras. Cualquiera puede empezar un proyecto, pocos lo acaba con éxito. Yo no considero viable que Andrés Manuel sea un buen presidente de México. Si llega a serlo, pocas veces en mi vida me dará más gusto haberme equivocado.


Comentarios

  1. Cómo estarán la política y sus gobiernos en nuestro México para que muchos vean como buena opción a un sujeto como López Obrador cuya única virtud es capitalizar a su favor la inconformidad ciudadana. El mentado Peje y la ignorancia social están abriendo las puertas a la peor esencia política de un país que lo menos que necesita es el populismo y que le administren su miseria.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario