Mesa de análisis Heraldo TV

La aeronave que revolucionará casi todo

*Publicado en A21.com.mx: [http://a21.com.mx/el-nido-del-aguila/2018/01/29/la-aeronave-que-revolucionara-casi-todo]



Hay dos aspectos que se deben equilibrar en la balanza: por un lado, la libertad, promoción e impulso de estas tecnologías; pero por otro, la seguridad, el orden y control que deje a salvo los derechos de terceros frente a sus operadores. Lo anterior nos exige a todos un cambio de paradigma respecto al uso del espacio aéreo, que por ejemplo -en el caso de México- es una vía general de comunicación y es un bien público “soberano y exclusivo”, lo que exige del Estado una intervención directa y constante, dados los riesgos y amenazas que implican cara los principios fundamentales de la actividad aérea: safety y security.

Y para logar ese equilibro que lleve a un desarrollo creciente no basta con una legislación o reglamentación que prevea supuestos y sanciones, sino capacidades operativas efectivas de control; es decir; tecnología para su control. La tecnología se controla y combate con tecnología. Todo con una mentalidad de avance y desarrollo.

Se trata de encontrar el cómo sí impulsar, evitando sofocar o inhibir la investigación y desarrollo de este sector que ya revolucionó las categorías tradicionales de desempeño de la actividad aeronáutica. Considero que como suele pasar con los cambios provocados por las revoluciones tecnológicas, al principio estaremos expuestos, y luego, poco a poco, nos iremos colocando dentro de una dinámica más segura y eficiente.

Lo que más podría preocupar es el tema de la inteligencia artificial, pues sus fronteras de acción no están definidas, por la naturaleza de este fenómeno, se antojan indefinibles.

Pero es ahí donde el ser humano siempre crece tanto en espíritu como en capacidad. Así nació la aeronáutica, con espíritus audaces y temerarios que hicieron posible lo imposible: hoy el hombre vuela con las máquinas, hoy las máquinas vuelan incluso sin el hombre que la piloteaba; en poco tiempo las máquinas ni siquiera volaran piloteadas a distancia, sino que volaran programadas o tomando sus propias decisiones motivadas por los algoritmos de su inteligencia artificial.

La última palabra la seguirá teniendo el hombre, cuya actividad de volar lo ha llevado a vencerse a sí mismo.

Twitter @rsotomorales
e-mail: rsoto@sotorisolve.com


Comentarios